BiblioTICando® con humor

Biblioteca 2.0. Nuevas tecnologías y bibliotecas. El blog bibliotecario de Diana Rodríguez

¡Hola, bienvenido! Ya que estás aquí, ¿por qué no te descargas GRATIS: "Biblioteca 2.0: mixtura de cambios, protagonismos y oportunidades. Una mirada latinoamericana"?

Saabut, la aprendiz de escriba (o el valor de poder recibir y compartir la información)

SAABUT, LA APRENDIZ DE ESCRIBA.

Relato de una muchacha tebana que vivió en el año 1490 A.C, bajo el reinado de la faraona Hatshepsut, (1504-1482 A.C)


-Saabut! Saabut!!!!-
Tiro mis muñecas y corro a recibir a Habsit. Ha llegado recién de la escuela de escribas de Tebas.
Todavía jadeando, mi hermano se engulle casi sin masticar el tazón de leche con higos y miel que le preparé. Yo espero impaciente.
Mientras lavo los cacharros, Habsit va preparando la clase, mi clase.
Habsit y yo somos mellizos. Amsy, nuestro padre, fallecido ya, era escriba y funcionario de cierta reputación en el palacio real. Este hecho, posibilitó que, a su muerte, nuestra madre, Nebet, se empleara fácilmente en el palacio como tejedora real. Que nada nos ha sobrado, pero tampoco faltado.
Aunque ambos manifestamos desde pequeños una notoria inclinación por los textos que se conservaban en casa, sólo Habsit, por ser varón (e hijo de funcionario, además), ha podido asistir a la escuela.
Mamá dice que algún día podremos también nosotras, las mujeres, leer, escribir, buscar el conocimiento y enseñar a buscarlo… Pero por lo pronto, tendré que conformarme con las lecciones caseras de mi hermano. Puedo tomarlas, siempre y cuando, demuestre diligencia en las tareas del hogar. Así que imagínense el empeño con que lavo, amaso, cuezo, hilo, tejo y bordo!
Nuestros progresos van parejos. Ya utilizamos con soltura la paleta de tinturas, heredada de papá y ambos somos capaces de leer algunos textos sencillos; en particular éstos… que tratan sobre la organización de los canales.
Según me ha contado Habsit, los escribas constituyen algo así como una clase especial dentro del funcionariado estatal. Se pueden distinguir hasta tres tipos de escribas dependiendo de para quién desarrollan su trabajo. Por una parte, están los escribas particulares del faraón. Ellos se encargan de producir y difundir información sobre cuestiones de cierta importancia como por ejemplo la correspondencia con los diferentes nomos y sus gobernadores, con el ejército, o simplemente para correspondencia diplomática o privada. Los altos cargos de gobierno o los miembros de las clases altas también disponen de sus propios escribas. Aunque no lo puedas creer, aquí en mi tierra, no todos los cargos importantes están ocupados por gente capacitada…. Muchos de nuestros faraones apenas han podido deletrear y otros, ni eso.
Las construcciones oficiales, tan de moda hoy en día, necesitan también del registro atento y minucioso de los materiales, de los trabajadores y los horarios que cumplen, del progreso de las obras…
Y como si fuera poco, los escribas también se encargan de documentar la actividad de los templos, el comercio y hasta ese chismecito de la crónica diaria que tanto nos interesa…
En fin, los escribas son hombres que no sólo copian, sino que también redactan, interpretan e informan.
Las escuelas de escribas, se desarrollan en los palacios y en los templos. Los alumnos, sólo pueden ser varones entre los cuatro y los doce años. El método de enseñanza es simple. Para leer, repiten constantemente y al pie de la letra los textos leídos por los maestros. Para aprender a escribir, copian una y otra vez, largos dictados o textos especialmente concebidos para estas clases.
Se escribe sobre un papirus, que se realiza así: se elimina la parte leñosa del tronco de la planta de papirus y se le corta el corazón en finas tiras que se secan por separado. Luego las pegan hasta formar una larga cinta de más o menos nueve metros, que se va enrollando. Este rollo, es muy caro. Sólo la gente importante lo emplea virgen; nosotros reutilizamos las hojas ya escritas, raspándolas y volviéndolas a usar.
Sobre este papirus, escribimos con una pluma de oca que se ha escogido de entre las cinco primeras plumas remeras del pájaro, preferentemente la del ala izquierda. Se la ha ablandado dejándola varias horas en remojo. Una vez seca, se ha endurecido con arena caliente y después se ha afilado bien la punta con un cuchillo.
El equipo básico de un copista consiste en un tintero, plumas, tiza, dos piedras pómez, dos cuernos, un cortaplumas, dos navajas de afeitar para rascar el pergamino, un punzón corriente, otro más fino, un lápiz de plomo, una regla, tablillas y un estilete. Las tintas están compuestas por goma y resina de pino y borras de vino o sepia para colorear.
Para nosotros… escribir es un auténtico acto mágico. Creemos que al escribir una palabra, ésta obtiene la vida. Muchos funcionarios hacen esculpir su nombre en las estatuas para conseguir la vida eterna. La palabra escrita da vida al objeto designado, muchas veces la vida eterna.
Esto es así porque Thot (Señor de la luna) contrajo nupcias con Maat (Diosa de la escritura). Desde eses momento, Thot es el protector de los escribas y de los magos.
En el acto sublime de escribir, tenemos que intentar poner el alma en lo que los ojos perciban y en lo que los oídos recojan. Debemos dejar que el corazón guíe nuestras respuestas y que nuestras palabras sean las más justas y armoniosas posible.
Por eso, antes de emprender la tarea, oramos en el altarcito del recibidor de la planta baja. En posición de cuclillas frente a las estatuillas de Thot y Amsy, tomamos la paleta y el cálamo, derramamos dos gotas de agua por cada uno de ellos y escribimos sobre el papirus de oración nuestra diaria promesa de lealtad. Después dejamos el papiro entre las estatuillas veneradas. Recién entonces, comenzamos a practicar.

Para nosotros… escribir es un auténtico acto mágico... Por eso, yo quiero ser escriba.
SAABUT
(Fuente: propia)

Share/Save/Bookmark
Print

Etiquetas

"Procesos técnicos" Accesibilidad Acceso abierto Agradecimientos y saludos alfabetización digital alfabetización informacional animación a la escritura animación a la lectura Archivos digitales Argentina Arquitectura de la información Avisos importantes Beboteca Biblioteca 2.0 biblioteca digital Biblioteca escolar Biblioteca pública Biblioteca virtual Biblioteca y TIC's Bibliotecas Bibliotecas especializadas Bibliotecas Nacionales bibliotecas populares Biblioteconomía Blogs Búsquedas Cambios Ciberlectura Ciberliteratura Cibermetría Cursos Derechos de autor Diccionarios Directorios Documentación Ebooks Entrevistas Escritorios colaborativos Estándares Eventos Extensión Feria del libro Formación Formación ciudadana Formación de usuarios Fotos y ternuras bibliotecarias Gestión de calidad Gestión de la información Gobierno electrónico Gripe A H1N1 Grupos Humor bibliotecario Imagen profesional Imprenta historia Inclusión digital Información y comunicación Informática Inteligencia colectiva Internet Internet 3.0 Internet invisible Lectura Libros Marcadores sociales Marketing Microblogs Minería de datos Miscelánea Mundos virtuales Oportunidad laboral Organización y recupero de la información Patagonia Plan Trio de Telefonica Podcasts Posicionamiento promoción de los servicios Propiedad intelectual Publicaciones Redes sociales referencia Referencia virtual Repositorios Rol profesional RSS Seguridad Servicios al usuario Sitios Sociedad de la Información Software Software libre u Open source spam Sucesos Tesis Tic Trabajos propios Twitter Usabilidad Ventanilla única Web 2.0 Web semántica Web social WebQuests Wiki